Inicio » 2016 » Abril » 2 » Lilith, la primera mujer de Adan
06:22:50
Lilith, la primera mujer de Adan

La verdad, es que el tema de las religiones cada día me gusta más, es alucinante comprobar, por una parte las similitudes de diversas religiones antagónicas, como también son muy interesantes las contradicciones que ocultan las religiones.

Hace algunos años, os publique un articulo “Buscando la verdad de la religión” donde os comento el tema y os enlazo un interesante documental “Zeitgeist”.

Casi todos conocemos la historia de que Dios creó al hombre (Adán), fabricándolo de barro y que con una costilla del hombre, creó a Eva, pero resulta que al parecer, cuando Dios creó al hombre a partir del barro, también creo a Lilith, para que esta fuera su ayudante… una mujer anterior a Eva.

En esta ocasión, os contare la leyenda de una mujer de origen mesopotámico, presente en el folclore judío, se trata de Lilith, la cual, a pesar de no aparecer en la Biblia, es considerada la primera mujer de Adán.

El origen de la leyenda de que Lilith fuera la antecesora de Eva, proviene de una interpretación rabínica del Génesis, que dice antes de explicar que Yahveh (Díos), da a Adán una mujer creada con una costilla suya, llamada Eva, dice que Dios creó al hombre a su imagen, creando varón y mujer (por lo cual mujer y hombre fueron creados juntos), aunque algunas interpretaciones opinan que se trata del mismo hecho contado dos veces, otras interpretaciones afirman que Lilith y Adán, fueron creados a la vez y posteriormente fue creada Eva de una costilla de Adán, puesto que Lilith abandono el Edén y Adán.

También, el Génesis nos cuenta, que Dios viendo que Adán estaba solo, después de crear a los animales, durmió en un sueño profundo a Adán, le quito una costilla y con ella creó a Eva, la mujer del fruto prohibido.

Los cabalistas, intentan explicar ambas versiones, afirmando que Adán era andrógino, poseyendo cuerpo de hombre y de mujer, ambos unidos por una espada, posteriormente divididos por Dios.

También, el Génesis Rabba, nos dice que Eva no existía en el sexto día de la creación, Yahvéh, dispuso que Adán diera nombre a todos los seres vivientes de la creación, desfilando ante Adán en parejas de macho y hembra, adquiriendo Adán celos del amor del resto de los seres, a pesar de copular este con todas las hembras por turnos, sin obtener placer con ello, por lo cual pidió a Dios solución para esa injusticia.

Dios para satisfacer a Adán, forma a Lilith, de la misma forma que creo a Adán, surgiendo de la unión de Adán y Lilith, innumerables demonios que aun atormentan a la humanidad.

Adán exigió estar sobre ella, pero Lilith dijo que debían estar a la misma altura, pero Adán afirmo ser la imagen de Elohim (Dios) y jamás se colocaría al nivel de Lilith, la cual era un ser mas del Edén, puesto para servirle.

La leyenda, nos cuenta que Lilith abandonó el Edén, a causa de lo sucedido con Adán, marchando a vivir a una cueva en las costas del mar Rojo (hogar de muchos demonios), lugar donde se une a Samael, el cual se convirtió en su amante, junto con otros demonios.

Dios ordena a tres de sus ángeles buscar a Lilith (Senoy, Sansenoy y Semangelof), para convencerla que regrese con Adán o seria ahogada por ellos, a lo cual se niega Lilith, diciendo que no podía regresar porque Dios le ha encargado que se haga cargo de todos los niños hasta el octavo día y hasta el vigésimo de las niñas, permitiendo finalmente Dios a Lilith, quedarse en el mar Rojo, pero castigándola con la muerte de cien de sus hijos demoniacos cada día, como respuesta a este castigo, Lilith intenta vengarse de Dios, matando a los hijos de Adán y a todas las madres durante el nacimiento y los días posteriores al parto.

Lilith acepta a Samael y el resto de los demonios como amantes, procreando miles de niños demonio, siendo llamada Madre de los Demonios.

Samael, también conocido como el “Veneno de Dios” en ocasiones considerado jefe de los demonios.

Posteriormente, Lilith se convierte en un demonio, dedicándose a robar de sus cunas a los niños por las noches, procreando con los hombres con forma de súcubo (ser con forma de mujer atractiva, para seducir adolescentes y monjes en sus fantasías y sueños), mediante lo cual engendraba los lilim (hijos de Lilith), utilizando el semen que los hombres derraman involuntariamente cuando estos duermen.

Lilith es representada con aspecto de mujer muy hermosa, con pelo rizado y largo, rubia o pelirroja y en ocasiones alada.

Vistas: 47 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: