Inicio » 2012 » Diciembre » 7 » Justicia y castigo
11:57:23
Justicia y castigo



En esta ocasión voy a escribiros una crítica a nuestra justicia y a su sistema de castigos.

En primer lugar intentaremos saber en qué consisten unas palabras básicas que son en las que se basa la justicia.

Estas palabras son la ley, la aplicación de la ley (los juzgados) y las penas (la cárcel).

La ley consiste en una multitud de normas mucho más complejas que la letra pequeña de nuestra póliza de seguro.

Me pregunto yo:

¿Por qué las leyes han de ser tan complejas que ni los mismos abogados se las saben?

¿Cómo podemos cumplir la ley si es algo tan complejo que es imposible conocerlo?

¿Tan difícil serian unas leyes simples que en un simple folio se pudieran esgrimir unas normas de comprensión generalizada?

¿Tan difícil es saber que nuestros derechos se terminan donde comienzan los de los demás y viceversa?

¿Por qué si me estrello con mi coche contra un árbol y me llevan al hospital tiene que haber juicio?

¿Por qué si me tomo 3 cervezas y conduzco soy un asesino en potencia y me castigan duramente por ello?, en cambio si asesino a alguien, si declaro que estaba borracho, drogado o ambas cosas es un atenuante…

Los juzgados están saturados de expedientes, en muchas ocasiones, cuando nos sale el juicio han pasado varios años…

¿Por qué no se simplifica y se agiliza el proceso?

¿Por qué cuando se dicta sentencia en muchos casos no se cumple esa sentencia?

¿Por qué se paga una pena con privación de libertad?

¿A quien beneficia la privación de libertad?

¿Aprende a comportarse el condenado mejor en la sociedad cuando cumpla su pena?

¿Es posible que en lugar de aprender a comportarse el condenado, aprenda lo opuesto relacionándose con otros condenados, aprendiendo en su privación de libertad a delinquir mejor para no ser encarcelado?

¿Qué ocurre cuando el condenado no es culpable?

¿Cómo se puede liberar a un preso que se le considera a todas luces culpables por falta de "forma”?

Después de realizarme todas estas preguntas y muchas más que te harás tú, amigo lector, opino que lo que entendemos por justicia necesita una seria reestructuración para intentar que realmente podamos llamarla justicia.

¿Cómo debería ser esa nueva justicia?

Desde mi punto de vista, lo más importante seria simplificar las leyes.

Después, para juicios simples un simple programa informático gratuito que fuera quien juzgara con derecho a apelar ya a una persona si las partes no están de acuerdo con el dictamen de la maquina.

Si alguna de las partes considera que desea ser atendida por una persona en lugar de una máquina, que tenga la posibilidad, pero sin la necesidad de tener fiscal, abogado, juez… un simple funcionario debidamente preparado y listo.

Todo esto creo que daría una enorme rapidez a los juicios y dejaría espacio a que jueces y letrados dedicaran su tiempo a casos realmente complicados.

Ahora toquemos el tema de las penas…

Si alguien es condenado ha de cumplir la pena, pare eso es condenado.

Si la pena es económica, no vale que se declare insolvente, de alguna forma ha de resarcir a la persona que le ha demandado.

Si se encierra al condenado entre rejas, solo es una carga para el contribuyente, deberían existir penas que hicieran a este condenado resarcir a la sociedad y a la persona demandante generando un beneficio a la sociedad y al demandante.

Y como punto final os dejo otras tres preguntas…

¿De qué sirve que a un condenado le condenen a 1.000 años de pena?

¿Beneficia a alguien?

¿Alguien puede creerse esa pena?

 

 

Vistas: 398 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: