Inicio » 2013 » Junio » 15 » Cien preguntas de Neruda
08:00:14
Cien preguntas de Neruda

Neruda escribió una colección de preguntas, la cuales os comentare, pasito a pasito durante un montón de días.

Realmente la poesía es demasiado complicada para mí, me gusta mucho mas la prosa, esos largos tochos con infinidad de palabras y sin dibujos, la poesía la veo demasiado estudiada y se ha de leer demasiado despacio, saboreando las palabras, personalmente prefiero leer textos largos, con posibilidad de lectura rápida, pero hay que reconocer que la poesía es el arte de escribir, como yo soy más de pueblo que un arado tirado por elefantes, me quedo con lo simple, reconociendo el valor de la poesía y de los poetas, pero dejándolos para otros más cultos que yo.

Pero en este caso me atreveré a ir comentando varias de las preguntas de Neruda desde mi particular punto de vista, en este caso me referiré a la tercera de sus preguntas.

A continuación os copio la tercera de las 100 preguntas de Neruda:

 

Dime, la rosa está desnuda

o sólo tiene ese vestido?

Por qué los árboles esconden

el esplendor de sus raíces?

Quién oye los remordimientos

del automóvil criminal?

Hay algo más triste en el mundo

que un tren inmóvil en la lluvia?

 

 

Empezaremos comprendiendo que nos dice Neruda con…

 

Dime, la rosa está desnuda o sólo tiene ese vestido?

 

Neruda nos presenta la belleza de la rosa, su fragilidad, su fragancia, su desnudez, los pinchos que la protegen de nuestras manos…quizás comparándolas con bellas jóvenes desprotegidas y desnudas ante las adversidades de la vida.

 

Curiosamente Neruda, en sus preguntas, con su bonita forma de escribir, nos escribe un curioso mix de belleza y melancolía.

 

¿Por qué los arboles esconden el esplendor de sus raíces?

 

Las raíces absorben los nutrientes de la Tierra, además de soportar el peso del árbol, ello les genera una belleza oculta que la mayoría no puede ver deslumbrados por el árbol.

 

Quizás también Neruda se refiera, a un símil árbol-persona junto con un segundo símil raíz-conocimiento…

 

Incluso me atrevería a decir que Neruda se refiere a personas, que están ahí, delante de sus ojos, quizás el mismo, personas con un cerebro muy desarrollado, pero quizás no lo muestran al mundo, o quizás, simplemente el mundo, no sabe apreciarlos en su autentica valía, como a las raíces.

 

¿Quién oye los remordimientos del automóvil criminal?

 

En esta pregunta Neruda muestra su disconformidad con el automóvil, donde el estruendo de su motor de explosión, afirma que es el ruido de los remordimientos del vehículo, quizás por el accidente de automóvil sufrido por alguien cercano, aunque también me parece extraño que se refiera directamente a un automóvil, sin buscar un símil, como es su costumbre.

 

¿Hay algo más triste en el mundo, que un tren inmóvil en la lluvia?

 

Quizás en este caso Neruda se refiera a una despedida, un día lluvioso, gris, húmedo, frío, alguien querido en la ventanilla de un vagón de tren, unas gotas de lluvia pegadas al cristal de esa ventanilla, las cuales deforman esa cara, que tardara en volver a ver o quizás… nunca regrese…

 

Puede ser también que Neruda se refiera a algo aún más profundo, que en realidad este triste tren no exista, que sea simplemente, en lugar de ser un tren a punto de marchar, una vida estancada, la vida de alguien que no tiene que comer, ni con que calentarse… una vida sin esperanza…

 

 

 

Vistas: 149 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: