Inicio » 2013 » Febrero » 21 » Impaciencia
18:03:40
Impaciencia

La impaciencia es una de las conductas más habituales del ser humano, la impaciencia no consiste en una forma de ser, pero si es una conducta que en más o menos ocasiones padecemos todos.

El secreto para dominar la impaciencia, consiste en aprender a disfrutar el momento presente.

La impaciencia suele esconder miedos, insatisfacciones, ambición, necesidad de logro, afán competitivo, nerviosismo o irritabilidad, la falta de control de la impaciencia, suele generar gran cantidad de estrés.

A causa de la impaciencia podemos tomar decisiones, sin meditarlas, que después nos pueden hacer arrepentirnos.

Los niños suelen ser un buen ejemplo de impacientes, cuando quieren algo, lo quieren ya, cuando no lo obtienen recurren a la rabieta para obtener sus deseos.

Las personas que tienen esta conducta como tónica habitual, deben aprender que la impaciencia no sirve de nada, por mucha impaciencia que ellas tengan, las cosas van a su ritmo, no al ritmo que ellas desean.

Como antónimo de la impaciencia tenemos a la paciencia, la paciencia seria la ciencia de la paz y la impaciencia la ciencia de la agitación.

La impaciencia es un sentimiento de urgencia, es la intolerancia a que algún hecho no sea como la persona impaciente se haya imaginado, sin espera, sin ser capaces de respetar condiciones ni leyes para que las cosas ocurran cuando han de ocurrir, todo ha de ser ya.

La impaciencia lleva a muchas personas a practicar o realizar infinidad de cosas, pero la falta de paciencia no les permite esperar a obtener resultados y van cambiando de prácticas sin terminar de acomodarse en ninguna.

Las personas, con el sentimiento de impaciencia, tienen tanto interés en obtener lo que quieren que no reparan en hacer bien lo que están haciendo para obtener el resultado que desean obtener.

Si hacemos cualquier cosa lo mejor que sabemos o podemos, pasito a pasito, conseguiremos grandes logros.

La impaciencia representa la falta de lucidez y de equilibrio, es signo de inmadurez e impide una visión clara en la persona impaciente.

Una persona madura comprende que las cosas no son como ella se las imagina, hay muchas causas y situaciones que escapan a su control por lo cual las cosas no siempre saldrán como uno espera y habrá que conformarse y esperar a que se den las circunstancias adecuadas para obtener su deseo o lo que esperaban.

Otro problema que suelen tener muchas personas impacientes, es en su impaciencia un elemento de antojo o capricho, cuando obtienen su deseo pronto se aburren de él, con lo cual demuestran su carácter infantil e inmaduro (la rabieta de crio que comentábamos más arriba).

Las personas ansiosas, las que suelen estar descontentas con ellas mismas o que experimentan un vacio interior, suelen ser impacientes y saben disfrutar del momento que viven por su agitación interior.

Con la conducta opuesta a la impaciencia, la paciencia, se pueden obtener grandes logros, tales como convertir en amigo al enemigo y al ignorante en sabio.

La paciencia posibilita a controlar la mente, el habla, potenciar las relaciones, cuestiones que malogra la impaciencia.

Realmente, si alguien es impaciente extrema es mi mujer Silvia.

Cuando ella quiere algo ha de ser para ayer.

Si se rompe algún aparato (sabe que generalmente los reparo yo) le da mil veces al botón de encendido y solo ve que no se enciende.

Si ella piensa que se ha de ir al supermercado el martes, simplemente se ha de ir.

Si ella ve que tengo una botella de whisky abierta y solo empezada, se ha de comprar otra (ella no bebe), si hay dos botellas y se tira una, hay que comprar otra….

Ciertamente ese desespero me pone de los nervios, pero después de diez años sigo luchando con ella por todas esas cosas.

Realmente, son pequeñas tonterías, pero la verdad es que cansan a la persona más paciente.

En muchas ocasiones, cuando algo se rompe, la hago esperarse un par de días antes de mirármelo para repararlo, pero está claro que no aprende, o que yo que os escribo sobre estos temas no se enseñarle el camino.

 



Vistas: 141 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: