Inicio » 2013 » Marzo » 11 » Envidia II
18:18:04
Envidia II

En esta ocasión os escribiré sobre el sentimiento de la envidia.

Es un tema que ya os traté hace algún tiempo, pero como este sentimiento es tan mal compañero de viaje, creo que merece la pena dedicarle un segundo artículo.

El artículo que os comento lo titule Envidia.

La envidia consiste en un sentimiento psicológico que hace padecer tanto al envidioso como a su víctima.

Normalmente afecta más la envidia a la persona envidiosa que a la persona envidiada, salvo los casos más graves, donde la persona envidiosa puede llegar a difamar o perjudicar de algún modo a la persona envidiada.

La envidia hace sufrir a la persona envidiosa por los logros y las cosas que consiguen los demás.

Como es habitual en todos los problemas de la mente, la envidia tiene diversidad de grados.

Es un sentimiento habitual, todos podemos tener un instante de envidia por algo, pero poco después pasa ese instante y la cosa ha quedado en un simple destello de la bombillita de la envidia, en el interior de nuestro cerebro, esto no tiene la menor importancia, el problema comienza cuando la luz no se apaga y persiste esa envidia pudiendo conseguir apagar la lucidez y el entendimiento de la persona envidiosa.

La envida está relacionada con la avaricia, puesto que muchos envidiosos desean poseer lo que otros poseen, sin hacer nada ellos por conseguirlo.

La envidia también la generan bienes no materiales como pueden ser culturales, emocionales o espirituales.

La envidia es la defensa de las personas débiles, acomplejadas o fracasadas que en lugar de luchar por sus deseos, simplemente tratan de eliminar la competencia, o incluso a las personas que poseen lo que ellos anhelan.

Las personas maduras no solemos envidiar a nadie, la envidia suele tener un estupendo campo de cultivo entre las personas débiles, insatisfechas y narcisistas, cuya única curación es un crecimiento emocional de la persona envidiosa.

La desactivación de la envidia es una misión difícil, en muchos casos se trata de un sentimiento que se ha instalado en la persona afectada desde la niñez.

Los motivos que pueden desarrollar el sentimiento de envidia pueden ser psicológicos, ambientales y hasta educacionales.

Según Ramiro Calle en su libro "Las zonas oscuras de tu mente” un buen remedio para luchar contra la envidia seria la alegría compartida.

La alegría compartida o altruista consiste en que la persona envidiosa se alegre del bienestar ajeno para en lugar de sufrir esa malsana envidia, disfrute ese bienestar.

Esta alegría compartida se suele adquirir, en un primer lugar alegrándose de los éxitos y la felicidad de los seres queridos, después de los seres menos queridos, mas tarde de las personas desconocidas y más tarde, incluso alegrándose, tanto de los éxitos como de la felicidad de las personas odiadas o envidiadas.

El otro día comente un post de "Mamitambiensabe” en su artículo "Educando su consumo responsable” mostrando como enseña a sus hijos, nos da un estupendo ejemplo de cómo luchar contra la envidia, obteniendo un alto grado de felicidad en sus hijos.

También he documentando este post con el artículo del psicoterapeuta y escritor José Luis Cano Gil en su post "Envidia”.

 

 

Vistas: 115 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: