Inicio » 2013 » Febrero » 28 » El león, la zorra y el asno
17:00:16
El león, la zorra y el asno

De la mano ilustrativa de esta fábula de Esopo, intentaremos aprender del asno y de la zorra.

 

El león, la zorra y el asno.

 

 

El león, la zorra y el siempre ingenuo asno se asociaron para ir de caza.

 

Cuando ya tuvieron bastante, dijo el león al asno que repartiera entre los tres el botín.

 

Hizo el asno, tres partes iguales y le pidió al león que escogiera la suya.

 

Indignado por haber hecho las tres partes iguales, saltó sobre él y lo devoró.

 

Entonces pidió a la zorra que fuera ella quien repartiera.

 

La zorra hizo un montón de casi todo, dejando en el otro grupo sólo unas piltrafas.

 

Llamó al león para que escogiera de nuevo.

 

Al ver aquello, le preguntó el león que quien le había enseñado a repartir tan bien.

 

-- ¡Pues el asno, señor, el asno!

 

Siempre es bueno no despreciar el error ajeno y más bien aprender de él.

 

Que glotón el león, después de comerse al asno, aún tiene ganas de comer…

Las personas en ocasiones nos asociamos sin aclarar muy bien las normas de esta asociación.


A la hora del reparto de los beneficios, nos ocurre lo que al asno, que el más fuerte se come al justo.

El tercero, la zorra, (que es muy lista) elije el camino fácil y da al poderoso lo que desea.

Nuestros maravillosos políticos, cuando tienen sus arcas vacías, simplemente nos suben los impuestos y solucionado, se pelean entre ellos con su filosofía partidista pero hacen como la zorra, hacen lo que les conviene a ellos, para quedar bien parados, falta que nuestros políticos aprendan a asumir su responsabilidad y hagan  lo que el asno, aun bajo riesgo de ser comidos por el león… pero para que van a hacer eso, su paso por el poder es efímero, a sacar el máximo provecho y listo.

¿Seguimos con las eléctricas o las petroleras?

Solo puedo decir que son buitres con cara canario, que con el beneplácito de papa estado, solo hacen que cobrarnos lo máximo que pueden, bajando sus tarifas tarde cuando baja el precio del crudo, sin embargo… misteriosamente, cuando sube el precio del crudo suben rápido los precios… ¿por qué será…?

Después la competencia entre eléctricas y petroleras brilla por su ausencia…

En cambio, el españolito asalariado lo único que puede hacer si pierde poder adquisitivo, como nos está ocurriendo a la inmensa mayoría de españolitos (especialmente a los funcionarios), es que cada día nos abrochamos un agujero mas del cinturón y listo.

De propina nos suben los impuestos… pues bueno… nos apretamos ese día dos o tres agujeros mas y listo.

¿Qué ocurrirá cuando el cinturón se nos quede sin agujeros?

¿Qué ocurrirá si nos despiden?

¿Qué ocurrirá si se nos termina el paro?

¿Qué ocurrirá si en el caso de correspondernos ayudas estas se nos acaban?

¿Nos tocara buscar comida en los containers y comer con las hermosas vistas que nos proporcione el puente de un río próximo?

El día que eso nos llegue, esperemos tener suerte y encontrar algo en el container o igual tendremos que unirnos y comernos el león, (o leones) que por cierto, aunque la dieta mediterránea no la aconseja, a mí me encanta la carne roja.

Vistas: 172 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: