Inicio » 2013 » Julio » 26 » Sentimiento de soledad
01:00:03
Sentimiento de soledad

Ciertamente las personas y en especial su mente, a mas se sobre ambas, más complejas las veo.

En muchas ocasiones, si estamos acompañados deseamos estar en soledad, y curiosamente, cuando tenemos compañía añoramos la soledad, es que con nada nos conformamos.

Esto es algo parecido a cuando en verano, como es ahora, añoramos el frío y cuando tenemos frio deseamos que llegue el verano.

Realmente la vida es algo muy simple, a la vez que algo muy complejo.

Ciertamente tenemos dos únicos puntos en la vida que están muy claros, toda una vida está llena de multitud de puntos cuyo conjunto forman toda la vida, tan corta o tan larga como esta sea.

Está claro que esa larga línea que forma la vida tiene dos puntos claros y concretos, el principio (nacimiento) y el final, la muerte.

¿Hasta aquí, me imagino que estaremos todos de acuerdo, no?

Pues curiosamente, personalmente tengo una duda en el nacimiento…

¿En qué momento empieza la vida?

¿Cuándo nace el espermatozoo?

¿Cuándo nace el ovulo?

¿Cuándo el ovulo es fecundado por el espermatozoo?

¿Cuándo el bebe sale al mundo?

Bueno pues, el punto del principio de la línea que representa la vida parece que es un poco incierto ¿verdad?

Visto lo visto tenemos algo muy claro, el fin de la línea de la vida es la muerte, de eso no hay duda, cuando un cuerpo muere todo termina.

¿Estáis seguros?

¿Conocéis algún caso de muerte clínica?

¿Estáis seguros de tras la muerte no hay otra vida?

¿Conocéis algún caso de personas que recuerdan otras vidas anteriores de ellos?

¿Si la naturaleza todo lo aprovecha, es lógico que con la muerte todo termine?

Pues si en la línea de la vida, el punto de inicio, así como el punto final, es así de borroso…

¿Cómo serán todos los demás puntos que componen una vida?

Pues si la vida es así de compleja, al igual que nuestra mente…

¿En qué consiste la soledad?

La soledad, es un sentimiento más, de la infinidad de sentimientos que posee la mente.

Pero os pregunto yo….

¿No os ha ocurrido nunca que en medio de una discoteca, llena de personas, os habéis sentido solos?

Es mas incluso ¿no habéis sentido esa soledad en medio de una boda, bautizo o acto social, rodeados de familiares y amigos?

Si ocurre esto la soledad no debe ser estar solo, debe ser sentirse solo.

La Wikipedia define la soledad como aislamiento o confinamiento, falta de contacto con otras personas.

Ciertamente, me considero una persona con la mente bien amueblada, (quizás el mundo no opine como yo, me importa un pimiento), pero en ocasiones me ha ocurrido que en medio de una multitud, me he sentido solo (en raras ocasiones, pero he de reconocer que me ha ocurrido)…

¿Qué hacer ante esa situación?

Ciertamente, recuerdo que en ese preciso momento, no te sientes cómodo precisamente, podría definir mi sentimiento en ese preciso instante como una gota de aceite "aislada” de la multitud de gotas que componen el agua de una piscina.

¿Qué hacer ante esa situación?

Personalmente opino que hay dos salidas…

La más sencilla y quizás cómoda, facilona y recomendada por mí, encender el radar personar y acercarse a alguien entablando conversación con alguien que tengas a tu alrededor que te de buena impresión… así de simple…

Otra solución, si en el lugar no estás cómodo, márchate a otro lugar, si en ese lugar no estás cómodo, simplemente no estés, así de facil.

Visto esto, opinareis que el sentimiento de soledad es terrorífico y hay que huir de él….¿o no?

Realmente, como siempre la respuesta es compleja…

Quizás deberíamos ser menos quejicas y aprovechar las circunstancias.

Cuando esto nos ocurra, en el caso de no encontrar una salida rápida como las recomendadas con anterioridad, quizás fuera interesante sentarnos en un rincón y analizar este sentimiento de soledad, intentar con tranquilidad comprender cuál es el motivo y buscar su solución.

Quien está continuamente acompañado también añora la soledad, la soledad es maravillosa si se sabe apreciar.

Es bonito ponerte en tu sillón o rincón favorito, con un libro, un café, una cervecita, pintando un cuadro, tocando la guitarra o simplemente mirando por la ventana el pasar de los coches por la calle, o mejor, algo más simple, ver revolotear un pajarillo de rama en rama…

Vuelvo a repetirme, pero me apetece hacerlo, que complejos somos…

Ni estamos contentos acompañados, ni solos, necesitamos un mundo que gire alrededor nuestro, en la velocidad y el sentido que nos apetezca…

Pero como la vida no es así, está claro que no somos el Sol y el mundo da vueltas a nuestro antojo, hay que saber apreciar cada puntito de esa línea imprecisa que forma nuestra vida.

 

 

Vistas: 135 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: