Inicio » 2013 » Abril » 6 » Insatisfacción
10:57:12
Insatisfacción


Hoy trataremos el sentimiento de la insatisfacción, parece mentira el montón de pequeñas tonterías, que afectan a ese complejo mundo de la mente humana.

Además la mayoría de ese montón de problemas que nos producen los sentimientos (en teoría) es sencillísimo solucionarlos, simplemente es necesario activar o desactivar la neurona adecuada con un triste impulso electroquímico.

El gran problema consiste en saber producir el impulso adecuado, a la neurona apropiada, cuestión de entrenamiento, voluntad, suerte y paciencia, solo eso…

Pero centrémonos en el tema de sentimiento de insatisfacción, hay toda una serie de personas, que a pesar de haber conseguido diversos logros en la vida, se sienten insatisfechos con estos logros.

La insatisfacción consiste es un sentimiento donde no se alcanza la felicidad, está claro que la insatisfacción, consiste en no obtener satisfacción por obtener lo deseado.

Las personas que padecen insatisfacción, no consiguen sentirse satisfechas con nada, en lugar de disfrutar de sus logros, solo ven el camino que aun no han recorrido, ese camino que otros han recorrido y ellas no.

La insatisfacción puede llegar a ser un sentimiento muy profundo en la persona insatisfecha, que tiene que aprender a manejarse con él, si no se sabe manejarse con este sentimiento, solo conseguirá no movilizarse interiormente, ni conseguirá superarse a sí mismo con nobleza, lo cual puede provocarle sentimientos destructivos e incluso autodestructivos.

El sentimiento de insatisfacción, llega a originar un estado mental de impaciencia, descontento, inseguridad, inquietud, provocando un hueco interior imposible de llenar.

Las necesidades anímicas no se superan con logros terrenales, la insatisfacción debemos utilizarla como pértiga para lograr logros personales, es la bombillita que se nos enciende avisando que algo no funciona en nuestra mente, no vale camuflar la insatisfacción con soluciones neuróticas, las cuales aumentaran el conflicto (aunque en un principio nos lo camuflen), tales como el despotismo, la vanidad, el autoengaño, el despotismo, etc.

La insatisfacción es uno de los pocos sentimientos que nos produce la mente, en la cual, el enfermo se da cuenta que la posee, pero no sabe eliminar, es como una herida que sangra, que se desea curar, pero no se encuentra las vendas para taponarla.

Estas personas se ponen límites inalcanzables, sin soler poner límites a sus aspiraciones, aceptando que no se puede tener todo en la vida, la cual ellos consideran injusta, suelen estar eternamente amargados y llenos de inseguridad.

Las personas que vivimos alrededor de este tipo de personas tienemos que soportar aguantarlos amargados, llenos de envidia, quejándose de lo injusta que es la vida con ellos.

Realmente existen muchas personas que viven rodeadas de insatisfacciones, al no tener cubiertas sus necesidades básicas, necesitan desempeñar tareas que no les apetecen para obtener su sustento, es más, es los tiempos de crisis actuales, afortunado es quien consigue obtener ingresos para conseguir ese sustento.

Está claro que la persona que ha de hipotecar su vida para obtener su sustento y el de los suyos no puede ser feliz.

Pero la cosa no termina aquí, también hay personas, que han conseguido logros tanto en el ambiente laboral, en el afectivo… y a pesar de ello no se sienten felices con sus logros.

Normalmente conseguir un logro genera satisfacción y euforia durante un determinado tiempo, pero hay personas tan inconformistas  que parecen niños excesivamente mimados, que nada les conforma, cuando consiguen un lograr un deseo, en lugar de sentirse satisfechos, se sienten insatisfechos al obtenerlo.

Realmente, algunas personas tienen tal grado de inconformismo, que sitúan sus logros y meritos, con unas pretensiones tan altas que jamás consiguen alcanzarlas, lo cual les llena de infelicidad.

También existen personas, que se juzgan ellas mismas con extrema dureza por algún motivo afectivo o por algún fracaso en la vida, que cuando consiguen alguna meta , esto les hace juzgarse recriminándose, negándose a recibir el placer de haber alcanzado ese logro.

También las personas insatisfechas acostumbran a controlarlo todo, producto de su inseguridad.

Es necesario que estas personas asuman que no siempre se pueden salir con la suya, que las cosas no son siempre como uno espera que sean, que la vida es como es, no como ellas piensan que son.

Las personas insatisfechas deberían comprender que cuando una cosa no se puede cambiar, hay que aceptar la situación y no quedarse ahí amargadas gastando unas energías que necesitan para otras cosas.

Cuando algo no es como esperábamos, la única solución existente es aceptarlo, aprender de esa situación para futuras situaciones imprevistas y continuar nuestra vida.

Es necesario aprender a reflexionar, para especialmente conocernos nosotros mismos.

Hemos de saber que para ir a alguna parte, lo que debemos hacer es empezar a caminar, si no caminamos, el mundo no vendrá a nosotros.

Hay que saber aceptar los errores (todos los cometemos), sin olvidar aprendiendo de ellos.

Tampoco se puede vivir la vida de los demás (envidias), solo se puede vivir la vida propia.

 

Vistas: 156 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: