Inicio » 2013 » Abril » 25 » Indecisión
15:03:14
Indecisión

En esta ocasión os escribiré sobre la indecisión.

Existen personas, las cuales se bloquean psicológicamente, cuando han de tomar una decisión.

Todos tenemos necesidad de tomar muchas decisiones a lo largo del día, algunas pueden ser poco importantes, tales como decidir el color de la camisa, o tomar el café solo o con leche, otras decisiones pueden ser más importantes, las cuales puede que nos cambien nuestra vida, como podría ser casarnos, tener un hijo o cambiar de trabajo.

Tomar una decisión, nos generara ciertas consecuencias y generalmente descartan el resto de las posibilidades, esto puede generarnos angustia, estrés, depresión, etc.

Las personas indecisas, se sienten perturbadas cada vez que ponen el pie en el suelo, ya que pueden seguir diversos caminos diferentes y no son capaces de decidirse por ninguno.

Tener una indecisión no es malo, ni perjudicial, puede ser la antesala a la reflexión, para poder saber cuál es la mejor opción, por la cual se puede optar.

Pero cuando la indecisión se convierte en crónica, la mente termina confundida, dividida, sin saber por qué camino seguir.

Ciertamente al tomar una decisión podemos sentir ansiedad, ya que al decidir algo, hemos de responsabilizarnos de ese algo, que nos puede salir bien o mal, para intentar que salga bien existe la reflexión, para poder decidir cuál es la opción que consideramos más acertada.

Las personas adultas y maduras, son conscientes del riego que se asume al tomar una determinada opción,  admitendo que la opción elegida puede salir bien, regular o mal, pero por ello no se frustran aunque resulte un fracaso la opción elegida, simplemente es un alto en el camino para tomar una opción diferente.

La indecisión, aparece en nuestra mente, cuando no sabemos decidir cuál es la mejor opción para nosotros, bien porque tengamos la mente colapsada por algún motivo, por temer hacernos responsables de nuestra decisión o temer fracasar.

En muchas ocasiones he tenido algún problema (especialmente en el trabajo),  no encontrar la forma de solucionar un problema, en la mayoría de ocasiones la mejor solución ha sido tomar un café, dejar de pensar en el problema y tras tomar ese café, con tranquilidad atacar el problema desde otra perspectiva, o simplemente comentarlo con algún compañero de confianza, en ocasiones otro punto de vista ayuda mucho, genera nuevas ideas, eso no significa que el compañero (o amigo), te saque las castañas del fuego, simplemente que la aportación de una idea, puede ayudar a desarrollar la "idea” para solucionar el problema.

Las principales causas de indecisión a nivel general son el miedo al fracaso, temer algún cambio, considerar no tener capacidad para tomar una determinada decisión, falta de conocimiento sobre uno mismo, ser demasiado perfeccionista, dudar obtener los resultados esperados, excusarse en la falta de recursos para poder desarrollar la decisión, no tener suficiente tiempo,  tener demasiadas opciones, ser una decisión muy importante o muy intensa, etc.

Una mala opción, sería optar por la opción de la indecisión, simplemente, no tomar ninguna decisión, en este caso la decisión será tomada por otros o por la vida y habremos optado por la "decisión” de dejar decidir por otros algo que nos interesaba decidir a nosotros, los demás tomaran la decisión que les interese a ellos, no precisamente la más acertada para nosotros.

Cuando actuamos con la inmovilidad por respuesta, suele general un malestar interno, así como descontento con nosotros mismos, lo cual nos provocara frustración y baja autoestima.

 

 

 

Vistas: 143 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: