Inicio » 2013 » Agosto » 3 » Dramatismo
08:47:55
Dramatismo

Aunque realmente tengo pensados infinidad de temas para hoy, al final, obedeciendo el consejo de un amigo, opto por escribir sobre psicología.

Hoy os escribiré sobre las imbecilidades que el sentimiento de dramatismo inculca a nuestras vidas, el cual nos suele amargar la vida y joder a quienes nos rodean.

Realmente hay personas que su pareja les ama incondicionalmente, pero ellas piensan que la pareja no les ama, que la pareja le es infiel, que los amigos les engañan y solo quieren utilizarlos, cuando se manchan con algún alimento accidentalmente caído cobre su ropa, quieren que el mundo se los engulla…

¿Por qué no razonar estas ideas?

Si con nuestra pareja somos felices y la queremos ¿por qué puñetas se ha de desconfiar de ella, si no ha dado motivos para ello?

¿Por qué hemos de pensar, que nuestros amigos solo nos quieren por interés?

¿Qué ocurre, si salimos a la calle con los pantalones manchados?

Ciertamente son tres preguntas muy diferentes, pero contestémoslas una por una…

Si desconfiamos, sin motivo de nuestra pareja, solo conseguiremos pasarlo mal nosotros y además "de postre”, nuestra desconfianza hará sentirse mal a nuestra pareja, lo cual al final nos perjudicara a nosotros, porque la persona con la que convivimos y amamos, no estará cómoda al saber que no confiamos en ella y ella no puede hacer nada (aunque lo desee), para ganarse nuestra confianza.

Si a alguien, lo etiquetamos con la etiqueta de "amigo”, será por la sencilla razón de que se merece esa etiqueta, si no se la merece, los únicos responsables somos nosotros, no olvidemos que somos los que hemos colocado la etiqueta de "amigo” y podemos retirarla cuando nosotros deseemos.

En ocasiones, nos manchamos cualquier prenda que llevamos puesta accidentalmente, pues se queda con la mancha y listo, la solución cambiar esa prenda por otra cuando nos sea posible, pero por ello tampoco se va a terminar el mundo.

La mente, cuando una persona tiene algún problema psíquico o emocional, suele amplificar los problemas en lugar de mitigarlos.

Cuando la mente detecta un problema, tiende a amplificarlo como una medida de protección, para hacernos reaccionar ante el problema, lo que realmente consigue con ello es bloquearnos, y convertir el problema en un problemón.

Al ver el problema mayor de lo que realmente es, generalmente ello nos obliga a sobre reaccionar, mirándolo con una visión y juicio distorsionado.

Realmente, el dramatismo es un sentimiento, que en mayor o menor parte padecemos en algún grado todos.

Cuando alguien tropieza y se cae, es muy fácil que los demás nos riamos, aunque la cosa cambia, cuando somos nosotros los que tropezamos y nos caemos.

Es signo de una mente lúcida, cuando tenemos situaciones desfavorables o complejas y nuestra mente en lugar de dramatizar, desdramatiza estas situaciones, o fragmenta los problemas, adquiriendo una visión y juicio más lúcido para solucionar los problemas o situaciones difíciles.

Ciertamente es relativamente fácil vivir mejor y ser más felices, nosotros y quienes nos rodean, simplemente teniendo buen humor, carácter agradable, una actitud mental positiva y confianza en nosotros mismos, para ser capaces de abordar cualquier problema.

Cuando dramatizamos conseguimos ver las cosas desde un punto de vista irreal y exagerado, generando tensiones, mal sabor de boca, rompiendo la armonía y enturbiando los hechos.

 

 

 

Vistas: 120 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: