Inicio » 2013 » Julio » 19 » Dependencia
07:06:21
Dependencia

Hace días que no os publico nada sobre la mente y en esta ocasión ya tocaba.

En esta ocasión hablaremos de la dependencia, como habitamos en una sociedad, todos dependemos de todos, pero como siempre, cuando nos vamos a los extremos, una cosa buena se convierte en un problema.

Realmente desde que nacemos somos dependientes, al nacer dependemos del alimento y la protección que nos proporcionan nuestros padres, con la niñez y la adolescencia, se van aflojando las cuerdas que nos atan a nuestros progenitores y se acortan las cuerdas que nos unen a nuestros amigos, cuando tenemos pareja, continúan aflojándose las cuerdas que nos atan a nuestros padres, se aflojan las de los amigos y se acortan las que nos unen a nuestra pareja y así sucesivamente, vamos acercándonos y alejándonos de nuestro entorno más cercano durante toda nuestra existencia.

También dependemos del carnicero, del basurero, del médico…

Dependemos de que al dar al interruptor de la luz esta se encienda o no, dependemos de que al abrir el grifo salga o no salga agua…

Aunque en muchos aspectos de nuestra vida somos dependientes, dentro de esa dependencia han de haber ciertas libertades, cuando la dependencia es exacerbada hacia algo, ahí tenemos el problema.

Realmente, todo tipo de dependencia nos roba la libertad interior, frena el autodesarrollo y nos separa de nuestro yo personal.

En muchas ocasiones desplaza el propio yo, al de otra persona o cosa para descargar la responsabilidad de los actos, provocando un falso alivio, desplazando los sentimientos propios a los sentimientos y deseos de otros.

Con la dependencia, algunas personas obtienen una falsa solución a su sentimiento de inferioridad, la inseguridad, el miedo y la angustia vital, o se recurre al alcohol, las drogas o cualquier otro recurso.

Existen casos donde la dependencia se vuelve patológica, hay casos como los sado masoquistas, donde una persona de entrega con docilidad y la otra se hace dominante.

En el caso de docilidad de la persona dependiente, en los casos de sado masoquismo, la persona sometida, suele tener inseguridad, ego dividido, carencias afectivas, irresponsabilidad, miedos, baja valoración, poca autoestima, así busca un terreno seguro en la persona dominante, terreno donde se encuentra la persona dependiente encuentra una falsa seguridad.

Esto también ocurre  entre discípulos y maestros, también suele ocurrir entre enamorados, donde la dependencia mórbida es muy habitual, por la necesidad de sentirse amado por una determinada persona, es algo imprescindible para la subsistencia del enamorado.

Todas las personas nacen libres, pero cuando aparece la dependencia mórbida se pierde esta libertad, se obnubila la mente, la visión se oscurece, no consigue responsabilizarse de los actos, ni consigue crecimiento interior, al esclavizarse de lo que le domina.

La necesidad de dependencia es una tendencia neurótica que se soluciona conociéndose una persona así misma, pensando, razonando, ordenando la mente y tomando decisiones propias, dejando progresivamente el sometimiento.

 

Vistas: 250 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: