Inicio » 2013 » Abril » 18 » ¿ Avisarías a los personajes de tus sueños?
16:37:17
¿ Avisarías a los personajes de tus sueños?

Aunque creo que me estoy poniendo pesadito con Ramiro Calle, apoyándome en su obra, para escribir mis post, ciertamente su una obra la considero muy interesante, además de que su lectura es muy agradable.

En este caso o comentare uno de los cuentos de su libro "101 cuentos clásicos de la India” el cual se titula "¿Avisarías a los personajes de tus sueños?”

Dicho cuento dice así:

  El discípulo se reunió con su mentor espiritual para indagar algunos aspectos de la Liberación y de aquellos que la alcanzan. Departieron durante horas. Por último, el discípulo le preguntó al maestro:

  --¿Cómo es posible que un ser humano liberado pueda permanecer tan sereno a pesar de las terribles tragedias que padece la humanidad?

  El mentor tomó entre las suyas las manos del perplejo discípulo, y le explicó:

  --Tú estás durmiendo. Supóntelo.

Sueñas que vas en un barco con otros muchos pasajeros. De repente, el barco encalla y comienza a hundirse. Angustiado, te despiertas. Y la pregunta que yo te hago es: ¿Acaso te duermes rápidamente de nuevo para avisar a los personajes de tu sueño?

 

  *El Maestro dice: El ser liberado es como una flor que no deja de exhalar su aroma y, suceda lo que suceda, no se marchita.

Muchos de estos artículos, están relacionados con el mundo de las enfermedades y los secretos del funcionamiento de la mente humana, vistas desde mi particular punto de vista, apoyado por los conocimientos que voy adquiriendo gracias al Dios Google, algún libro (como los de Ramiro Calle), así como alguna web que yo considero interesante.

En este caso, utilizando la ilustración del cuento de Ramiro Calle, refiriéndose al mundo de los maestros del yoga, un novato (alumno) pregunta al maestro (el maestro tiene su mente completamente liberada) no comprende (en su buena fe), como el maestro puede vivir y estar tranquilo cuando solo le falta levantar la cabeza para ver lo que está ocurriendo en el mundo, no comprende como una persona que sabe controlar su mente, no pierde la compostura y su tranquilidad cuando ve lo que ocurre a su alrededor.

Entonces el maestro le explica al alumno, que la vida es como un sueño, y también le da una importante enseñanza, cuando le dice que un liberado (alguien con la mente bien amueblada) es como una flor que no deja de soltar su fragancia…

Realmente opino que eso es muy cierto, al igual que la persona negativa siembra negativismo a su alrededor, la persona positiva y con buenas ideas, ayuda y siembra el bienestar a quienes le rodean.

Como en algunas ocasiones os he comentado, si entras en un  lugar con cara mala leche y dando gruñidos, eres su ser desagradable para las personas que hay en ese lugar, en cambio, independientemente de cómo se encuentren esas personas que ocupan ese lugar anímicamente, si entras con una sonrisa, probablemente te atiendan a ti de mejor grado, y quizás alguna de esas personas (aunque estén amargadas, aburridas o simplemente con problemas) te respondan con una sonrisa.

Eso es lo que debemos aprender de este cuento de Ramiro Calle, que una persona que no se deja dominar por los automatismos de su mente, por sus envidias, por su mal genio…, en definitiva, una persona que tiene entrenada su mente, sabiendo razonar sus ideas, controlar sus sentimientos, genera "buen rollo” por allá donde va.

Ciertamente, en demasiadas ocasiones, nos enfrascamos en batallas inútiles con el mundo, encima de que el mundo no tiene ninguna culpa de nuestras batallitas en muchos de los casos, quizás, si en lugar de perder nuestro valioso tiempo enfadándonos y luchando con el mundo, si aprendemos de lo bueno de los demás, seremos mucho más felices nosotros y todos los que nos rodean.

Es algo así como una caja de manzanas maravillosas, pero si ponemos una manzana podrida, esta, terminara por enfermar a las demás.

Curiosamente, si invertimos los términos, con las manzanas, poniendo una manzana sana (o varias), en la caja de las manzanas podridas, estropearemos también todas las sanas.

Pero una mente bien formada, saca lo bueno de ella, en cambio, no se deja afectar por lo malo que le rodea, otra pequeña gran lección que debemos aprender para llegar a ser felices nosotros y además gratuitamente y sin esfuerzo, ayudar a serlo a los que nos rodean.

 

 

 

Vistas: 162 | Agregado por: jorbasmar | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *: